Saltar al contenido

Monederos virtuales: Todo lo que necesitas saber

Los monederos virtuales son imprescindibles para poder transferir las criptomonedas que vas ganando, pero la cuestión es… ¿qué debes saber para escoger la mejor elección según tu caso? En este post, profundizaremos sobre el tema para ayudarte.

También te puede interesar: Las monedas virtuales mejores cotizadas del momento

Si sigues mi blog desde hace tiempo, ya sabes la importancia que tiene dar los pasos acertados para sacar el mayor rendimiento posible (y si no es así no pasa nada, bienvenido a mi blog).

Y, con los monederos virtuales, no es ninguna excepción.

Aunque hoy en día existen una infinidad de monederos para ingresar criptomonedas, es importante que tengas en cuenta que no todas funcionan igual ni cubren las mismas necesidades, aunque el fin sea el mismo.

Es algo parecido a las tarjetas de débito tradicionales que, pese que todas tienen la función de sacar dinero, ingresar o consultar el saldo, según el banco que estés tendrás unas funcionalidades u otras.

Pues en el mundo de las monedas virtuales, pasa exactamente lo mismo.

Por eso es tan importante escoger el monedero virtual ideal y por eso es tan importante conocer las diferentes alternativas que tienes ahora mismo.

Sin embargo, si eres nuevo en este “mundillo” y tienes la sensación de que te estoy hablando en chino, lo suyo es empezar desde el principio.

En este post, te lo voy a explicar todo para que veas todas las alternativas que tienes y puedas sacar tus propias conclusiones.

¿Me acompañas?

¿Qué son los monederos virtuales?

Un monedero virtual, también conocido como cartera virtual (wallet), es un software con clave privada que te permite guardar monedas virtuales, enviarla a otras personas o que te las envíen a ti.

A su vez, es importante destacar que nadie tendrá acceso a tu cartera virtual siempre y cuando no facilites tu clave privada.

monederos virtuales-1

¿Cómo puedes recibir criptomonedas si la clave es privada?

Una de las dudas más frecuentes que me encuentro con una persona que recién ha empezado este mundo es cómo pueden recibir monedas de otras personas si todo está encriptado.

Y la cuestión es que es una magnífica pregunta.

Cuando hablo de clave privada, para que te pongas en situación, es lo más parecido a la contraseña de la tarjeta de tu cuenta bancaria, del cual no se la facilitas a nadie, pero sin embargo sí puedes recibir dinero.

¿Verdad?

Pues en este caso pasa exactamente lo mismo, lo único que aquí, al ser todo virtual, tendrás tu propia clave pública dentro de tu clave privada, del cual te permite la posibilidad de recibir monedas que te envíen otras personas.

Pasa exactamente lo mismo si quieres enviar monedas: la persona beneficiada te aportará su clave pública para que realices la transacción.

Estos movimientos que realizas con tu cartera, se le conoce como Criptografía asimétrica.

De esta manera, nunca correrás el peligro de que tu cuenta sea pirateada y pierdas todo lo que has ganado hasta ahora.

Sin embargo, seamos claros…

Nos encontramos en la era de la tecnología y, aunque es cierto que estos monederos son muy seguros (prácticamente infranqueables para los hackers), la verdad es que nada está exento de peligro.

Piensa que ahora mismo el Bitcoin está muy bien cotizado y muchos delicuentes virtuales pueden querer apoderarse de todo lo tuyo para beneficiarse ellos, cosa que hay que combatir como sea.

Pero ¿qué puedes hacer al respecto?

Para ello, hay que diferenciar de las carteras calientes de las frías.

¿Qué diferencias hay entre las carteras calientes y carteras frías?

Aquí la cosa se pone más compleja, pero es importante que no te despistes para gestionar bien el dinero que tienes.

En primer lugar, dependiendo cómo opera un monedero virtual se la considera más segura o menos.

Los monederos virtuales calientes, también conocidos como hot wallets, son las más vulnerables; mientras que las frías (cold wallets), son más seguras.

Los monederos hot wallets tienen la peculiaridad de que, para que estén operativas, deben estar conectadas a Internet, de ahí a su relativa “inseguridad”.

Entre otras cosas porque, al estar conectados en la red, se corre el peligro de que los piratas informáticos hackeen la cuenta con todos los peligros que eso conlleva.

Por otra parte, las cold wallets, tienen la particularidad de que pueden operar sin conexión y por eso las hacen más fiables.

¿Eso significa que las cold wallets son la mejor opción?

Aquí es cuando viene la sorpresa…

Depende.

El gran inconveniente de un cartera fría es que es más complejo de operar y puede suponer un problema si haces transacciones diarias, especialmente si no tienes experiencia con este tipo de manejos.

En cambio, una cartera caliente no tiene ese problema.

Llegados a este punto y, desde la perspectiva que tengo bajo mi experiencia, es que en todos los casos asumes riesgos desde el momento que enciendes el ordenador o tu dispositivo móvil, tengas conexión a Internet o no.

Los piratas tienen mil alternativas para hacer de las suyas, por eso te recomiendo si estás empezando especialmente a que te abras un monedero “caliente” para familiarizarte. Y ya más adelante podrás tomar otras decisiones si quieres.

Pero esto no es todo.

No solo existen esas diferencias, si no que hay más tipos de carteras virtuales que debes conocer y es precisamente de lo que vamos hablar ahora.

Tipos de monederos virtuales que debes conocer

Como había dicho al principio del post, aunque todos los monederos tienen el mismo fin, no todas tienen las mismas funcionalidades, especialmente a la hora de gestionar las claves privadas.

De ahí a que ahora mismo hayan diferentes tipos de carteras virtuales.

A continuación, te las voy a desglosar una a una para que las conozcas todas:

Monederos de papel o físicas

Es una de las carteras más seguras del momento, aunque son complejas de usar y se le recomienda su uso a personas con conocimientos avanzados o que tengan ese monedero (puedes tener tantos como quieras) como almacenamiento de criptomonedas.

Este tipo de monedero, se caracteriza a que no dispone de ningún software y que la gestión de la clave privada y pública es completamente manual, por lo que toda la responsabilidad caerá sobre ti en el caso que cometas algún error.

Por eso esta alternativa es ideal para avanzados.

Monederos mediante hardware

Este tipo de monedero virtual es también una de las más seguras para proteger tus monedas, pero con la diferencia de que aquí no se hace todo manualmente.

Está sujeto a un software creado básicamente para este fin y se puede trabajar sin conexión a Internet, siempre y cuando no se tenga que realizar ninguna transacción.

No obstante, también es bastante compleja de utilizar como en el caso anterior, aunque en esta ocasión generalmente se suele hacer un pago inicial para poder utilizarlo.

Ahora ¿qué cartera de esta sección te recomiendo que escojas? Te lo digo ahora mismo.

Ledger Nano S

Es uno de los monederos más conocidos y seguros dentro de esta modalidad, son seguros y están dentro de los parámetros de las carteras frías.

Tiene la capacidad de almacenar diferentes monedas virtuales y pone de forma más segura las claves privadas.

Ventajas
  • Control absoluto en las claves privadas
  • Capacidad de gestión de diferentes criptomonedas
  • Es muy segura
Desventajas
  • Complejo de utilizar para personas inexpertas
  • Tienes que pagar dinero por ello

Trezor

Trezor pertenece al grupo de las carteras frías y no necesita conectarse a Internet para realizar operaciones.

Tiene la capacidad de admitir diferentes criptomonedas y tendrás la garantía de tener bajo protección tus monedas pese que tu equipo quede infectado por algún virus o malware.

Ventajas
  • Control absoluto en las claves privadas
  • Capacidad de gestión de diferentes criptomonedas
  • Es muy segura
Desventajas
  • Complejo de utilizar para personas inexpertas
  • Tienes que pagar dinero por ello

Monederos de escritorio

Este tipo de cartera virtual es el más utilizado por parte de los usuarios y dispone de uno de los mecanismos más sencillos de entender, por lo que es ideal para no complicarse la vida mientras aprendes a manejarlo.

Este monedero es un software conectado a la red donde se aloja tus claves privadas. 

Al ser fácil de manejar, enseguida lo sabrás usar a la perfección.

Si te preguntas qué tipo de monedero virtual escoger en esta categoría, te recomiendo 3, te las presento.

MIST

MIST es el cliente oficial de ethereum y una de sus ventajas principales es que te permite ser parte de su blockchain.

No obstante, es importante destacar que la gestión de la claves privadas y el lugar donde se va a instalar, depende de uno mismo (vigila que no tenga malware).

No obstante, aunque enseguida puedes aprender cómo manejarlo, al principio te puede costar un poco.

Ventajas
  • Tienes control total de las claves privadas
  • Es cliente oficial de ethereum
  • Es de código abierto
Desventajas
  • Vulnerable a ataques cibernéticos
  • Solo puede admitir ethereum
  • Al principio su configuración es compleja

Exodus

A diferencia del caso anterior que te he mencionado hace un instante, es más fácil de utilizar, aunque no dispone de código abierto y con todos esos inconvenientes que eso conlleva.

No obstante, es importante destacar que las claves privadas seguirán siendo visibles para ti y tendrás la capacidad de gestionar varios tipos de monedas.

Ventajas
  • Tienes control total de las claves privadas
  • Puedes gestionar varias criptomonedas
  • Es fácil de usar
Desventajas
  • Vulnerable a ataques cibernéticos
  • No dispone de código abierto

Bitcoin Core

Es el cliente oficial por excelencia del Bitcoin y, como en el caso del MIST, es de código abierto.

De hecho, podríamos decir que tiene prácticamente las mismas prestaciones que MIST, aunque en esta ocasión únicamente se puede operar con Bitcoins.

El manejo al principio es un poco complejo, por lo que si eres principiante debes tener esto presente.

Ventajas
  • Tienes control total de las claves privadas
  • Tiene código abierto
  • Es cliente oficial de Bitcoin
Desventajas
  • Vulnerable a ataques cibernéticos
  • Solo puede operar con Bitcoins
  • Su configuración es compleja

Monederos online

Sin lugar a dudas, las carteras online son las más sencillas de utilizar con diferencia, aunque también es cierto que son las más vulnerables de todas.

Este tipo de monederos se alojan en un espacio de un tercero, es decir, son plataformas que tienen las claves privadas y te facilitan algunas exclusivas para ti, con la idea que puedas gestionar tus acciones.

Al ser la más fácil de utilizar se convierte en el método ideal para inexpertos aunque, una vez tengas los suficiente conocimientos, te recomiendo otras vías por tu seguridad.

Es mi mejor consejo luego, como es lógico, puedes hacer lo que quieras.

No obstante, en esta categoría, te recomendaré dos wallets:

MyEtherWallet

Para entrar en contexto, esta cartera en realidad se trata de una página web que te permite gestionar tus claves privadas, por lo que hace una función parecida a los monederos online tradicionales.

Una de sus grandes ventajas es que, aunque ellos te proporcionan la información, solo tú tienes acceso a ella, sin descontar que podrás operar con total libertad.

Ventajas
  • Tiene código abierto
Desventajas
  • Difícil de manejar
  • Solo se puede operar a través de la página web

Coinbase

Sin lugar a dudas, Coinbase es una de las carteras online más usadas y reconocidas a nivel mundial.

Te permite la posibilidad de poder recibir y transferir monedas a cualquier persona e incluso tienes la alternativa de pasar las criptomonedas por el euro.

Lo único que existen ciertas vulnerabilidades como por ejemplo en la seguridad, ya que a ciencia cierta nunca serás dueño real de las monedas que tengas porque dependes de que los ataques cibernéticos no superen las barreras de protección de Coinbase.

No obstante, pese tener esta inseguridad, han existido pocos casos de robos, aunque no está de más saber que te puede pasar esto.

Ventajas
  • Muy fácil de usar
  • Es multiplataforma
  • Puedes operar con diferentes criptomonedas
Desventajas
  • No puedes controlar las claves privadas
  • Solo se puede operar a través de la página web

Monederos móviles

Los monederos móviles son lo más parecido a los de escritorio, pero con la diferencia que se gestiona todo desde un dispositivo móvil.

Digamos que es como la evolución de la cartera de escritorio para que el usuario, sin importar dónde esté, pueda gestionar sus operaciones desde su teléfono.

El manejo es muy fácil y enseguida te familiarizarás con los procesos, ideal para principiantes.

Algunos monederos virtuales móviles que te recomendamos son los siguientes:

Mycelium

Es una las carteras más demandadas para las operaciones de Bitcoins en IOS o Android, y también de entrada debes saber que no podrás operar con otras monedas virtuales que no sea el Bitcoin.

Otra característica que tiene, además de disponer de código abierto, es que es muy intuitiva y fácil de manejar.

Ventajas
  • Tienes control total de las claves privadas
  • Tiene código abierto
  • Es muy fácil de usar
Desventajas
  • Vulnerable a ataques cibernéticos
  • Solo puede operar con Bitcoins

Jaxx

Es importante destacar que, aunque este wallet lo haya puesto en la categoría de carteras móviles, en realidad se trata de un monedero multiplataforma, de los cuales te permite operar con él en diferentes dispositivos y navegadores, aunque me gustaría destacar especialmente sus prestaciones en móviles.

Es una cartera muy sencilla de manejar, entre otras cosas porque el propio sistema dispone de una guía que te va ayudando paso a paso para que puedas operar cuanto antes.

Y, aunque es cierto que no es de código abierto, sí que es compartida, lo que permite más seguridad (aunque no está exento de vulnerabilidades) y viene equipada con herramientas que te facilitan las claves privadas.

Ventajas
  • Visualmente es atractiva
  • Capacidad de operar con varias criptomonedas
  • Es muy fácil de usar
Desventajas
  • Vulnerable a ataques cibernéticos
  • No es de código abierto
  • Tiene código compartido

Como puedes ver, tienes muchas alternativas a tu disposición para que puedas almacenar tus criptomonedas sin problema alguno.

No obstante, debes tener presente que es muy fácil caer en la equivocación, es decir, que pienses que tengas un tipo de cartera cuando en realidad llevas otra.

Aunque parezca increíble es más fácil equivocarse de lo que uno piensa, incluso algunos con experiencia se siguen equivocando.

Es por eso que es muy importante que tengas claro lo siguiente:

  • Debes tener claro que los monederos de papel, todo el control lo llevas tú y, por tanto, en el caso que pierdas la clave privada, la responsabilidad caerá sobre ti y tendrás que solucionarlo por tu cuenta. Recuerda: si nunca has tenido una cartera virtual, esta no es tu mejor opción
  • No todas las gestiones que realices desde tu teléfono significa que tu wallet sea una cartera móvil, pues cada vez hay más plataformas que tienen ya su propia aplicación. Debes recordar que, si las claves privadas lo tiene un tercero, estamos hablando de un monedero online entonces

Como puedes ver, tienes un mundo por delante sobre los monederos virtuales y debes estar seguro qué opción se ajusta más a tus necesidades para no perder tiempo y poder así hacer tus primeras operaciones cuanto antes.

Resumiendo cuentas, este post es más bien una guía completa para que puedas empezar con buen pie en este fascinante mundo de las criptomonedas.

Y tú ¿ya has utilizado monederos virtuales? ¿cuáles recomiendas tú?

A %d blogueros les gusta esto: