Saltar al contenido

DESPIERTA: Las Cosas no Cambian; Cambiamos Nosotros «Henry David Thoreau»

ingresos-tu eliges tu vida-cambiamos nosotros

Ante la situación que estamos viviendo estos días, no puedo más que desearte mucha salud, mucha fortaleza y mucha estabilidad para sobrellevar estos días. Hay países en los que está afectando más que a otros, pero en cualquier caso ninguno estamos inmunes.

Esos acontecimientos, que van a tener una gran relación con el mundo del trabajo, el dinero y las finanzas, van a conllevar grandes consecuencias y acabarán por cambiar costumbres, formas de proceder, hábitos de vida, en nuestros ingresos y mucho más.

La vida y los fracasos me han enseñado que las crisis y los reveses que te da la vida te aportan una oportunidad o conocimiento unido. En estos momentos cuando recuerdo un poco de mis orígenes para que veas la situación de la que parto y como empece a vivir de ingresos pasivos online.

Recuerda que comencé trabajando en la hostelería, construcción e incluso DJ… Hasta que me cansé!!

¿Qué pasó entonces?

Pues que tenía que tomar una decisión. Tenía dinero ahorrado, me aburría en mi trabajo y estaba convencido de que fuera, en el mundo exterior de las paredes de mi vida, había más vida, otro tipo de vida, cosas por hacer, por explorar, nuevas oportunidades… Y decidí hacer algo.

Cuando tienes un dinero para invertir puedes hacer dos cosas:

Invertirlo en algo que te va a dar más trabajo, porque tienes que estar físicamente presente. Ejemplo: la persona que gasta sus ahorros en montar un restaurante… para encerrarse todo el día a trabajar en él (genial idea donde las haya, premio a la lucidez ).

Invertirlo en algo que te produzca beneficios sin tener que estar presente, sin tener que estar haciendo cosas. Lo que también se llama poner el dinero a trabajar. Eso es vivir de pasivos!

Yo, evidentemente, opté por la segunda opción. No es de muy inteligentes a mi juicio gastarte el dinero para trabajar más. Prefiero gastarlo en algo que me dé comodidad y al mismo tiempo más dinero.

En mi caso, concretamente, decidí aportar una pequeña aportación de dinero (6500€) como socio capitalista a un negocio de hostelería (de empañadillas argentinas) que puse en funcionamiento con otra persona.

Esa aportación me permitió recibir los meses y años posteriores ingresos constantes y residuales: yo no tenía que hacer nada más para obtenerlos (Obtenía de 500 a 700€ todos los meses). Y esa situación se prolongó durante muchos, muchos años.

En aquel momento, yo, sin haber leído a Robert Kiyosaki, sin que nadie me enseñara y sin ser especialmente inteligente, descubrí el secreto de los ingresos pasivos, mejor dicho de una clase de ingresos pasivos: aquellos en los que inviertes un dinero para, sin trabajar, recibir más dinero.

Si es cierto que fue una acertada y estable inversión, pero hoy en día como mucho puedes «sobrevivir» con 500€ al mes. Así que decidí buscar otras formas de obtener ingresos pasivos y fue entonces cuando monte mi primer blog de adsense que posteriormente moneticé con amazon afiliados. A los dos años lo vendí por una oferta que recibí por email por la cantidad 3700€. 

Fue en ese preciso instante que vi el “DORADO” que había con el internet. 

Esos 3700€ los invertir en varios blogs, algunos bitcoins y en webs que ofrecían rentabilidad del 1% o 2% mensual de forma pasiva y que el dinero invertido lo ponían a trabajar en robots auditados de trading forex. 

La verdad que gracias a ese portafolio diversificado de inversiones que realicé con los 3700€, en tan solo 3 años después, multiplique x10 lo invertido (Más de 38500€)

Bueno ya no me enrollo más con mi vida, pero si te cuento todo es para motivarte a que pases a la acción y que en muchas ocasiones la desidia o el miedo o los complejos de inferioridad no nos dejan avanzar y lograr la tan ansiada y deseada libertad financiera. 

Oportunidades de inversión hay todos los días y de forma pasiva, e incluso algunas con inversiones de tan solo 100-200$ USD con retornos de hasta el 300% en menos de 3 años. 

Lamentablemente los seres humanos no reaccionamos o cambiamos hasta que nos topamos de frente con una grabe enfermedad, pandemia como la que estamos viviendo, una crisis o una situación limite que nos hace reaccionar y hacer lo que haga falta para salir de nuestra pésima realidad y monotonía diaria.

 En la vida tienes dos opciones: hacer las cosas bien o no hacerlas. Puedes intentarlo, por supuesto, pero debes estar consciente de que eso nunca será suficiente si quieres alcanzar un sueño. Mientras vivas tienes que desearlo, amarlo y sobretodo, sentirlo.

No esperes tener que tomar decisiones fáciles a lo largo de los años que te toque vivir. La vida está llena de elecciones complicadas, de lo contrario no tendría sentido. Si te dejas atemorizar por ellas entonces nunca podrás vivir plenamente

Bueno amigo, ahora si me despido con un fuerte abrazo, desearte de nuevo mucha salud y felices inversiones.

A %d blogueros les gusta esto: